Presentación

Explicar la Historia es tanto como descubrir las pasiones de la humanidad, su genio, sus fuerzas operantes.”
(Hegel)

Con este espíritu se forjó el sueño de un puñado de aficionados entusiastas del Medievo: sumergirse de lleno, en la medida de lo posible, en la corriente de la fascinante y misteriosa intrahistoria de nuestro pasado.

Para los miembros de este grupo, la recreación histórica no es más que el ímpetu inquisitivo que nos empuja a hacernos preguntas y responder con hechos y experiencias. Es el afán lúdico pero sobre todo curioso de desentrañar los enigmas y las claves de la sociedad medieval; de cubrirse con la misma vestimenta; de sentir el tacto de las armas y el peso de las armaduras; de trabajar con las mismas herramientas y reproducir los mismos enseres; de probar los sabores y olores de las mismas viandas; de descubrir de primera mano la vida, en definitiva, de nuestros antepasados. Es el deseo de viajar en el tiempo, de conocer en su máxima expresión aquello que nos apasiona. En pocas palabras, es el empeño de querervivir para poder comprender.

Es un viaje largo y difícil, un proceso de continuo aprendizaje. Un camino tortuoso en el que cada pregunta lleva a una respuesta, pero también a un buen montón de nuevas preguntas, que requieren, a su vez, de otras respuestas. Y sin embargo, como todos los viajes, comienza con un solo paso…

pergamino2